Image

DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image

Febrero 03, 2020

Jóvenes con capacidades diferentes tienen en la UAS una puerta abierta de superación integral

Como lo establece en su Plan de Desarrollo Institucional Consolidación Global 2021, la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) prioriza la inclusión educativa de su comunidad sin importar la condición física, intelectual o racial que presenten; es por ello que a través de su programa institucional Atención a la Diversidad (ADIUAS) dependiente de Secretaría Académica Universitaria desde 2013, da cobertura en igualdad de condiciones a todos los estudiantes identificados y diagnosticados con alguna discapacidad que acceden a sus aulas.

A partir de entonces, el rector, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, ha manifestado en múltiples ocasiones y eventos, que la UAS “es una universidad incluyente, con rostro humano, que late al palpitar de los jóvenes que tienen una discapacidad”, además de destacar a los casi 3 mil jóvenes que han egresado, hasta el momento, de preparatoria, licenciatura y posgrado de esta Máxima Casa de Estudios sinaloense.

“(Ustedes) son un orgullo para la Universidad Autónoma de Sinaloa, son parte de ese rostro humano, son parte de ese compromiso social de la Universidad (…) y el compromiso va: vamos a mantener al alcance de nuestras posibilidades este programa que ha crecido, que ha dado resultados sorprendentes y que la administración que me toca encabezar no vamos a claudicar en ello, y vamos a presumir y vamos a pelear y vamos a garantizar (…) todo lo que sea posible para que ustedes jóvenes tengan una educación de calidad en igualdad de condiciones”, expresó el rector el pasado 4 de diciembre, en un evento conmemorativo por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Por su parte, la doctora Elba Sayoko Kitaoka Lizárraga, responsable del programa, ha dicho que, hoy por hoy, la UAS responde a estas necesidades sociales con calidad educativa y enfoque humanista, de manera coordinada con otras dependencias al interior de la institución.

“Todo esto lo hacemos de manera coordinada, tanto con el Programa Institucional de Tutorías, el programa de Atención a la Diversidad, el programa de Bienestar Universitario, los Centros de Apoyo Estudiantil, en las preparatorias también se unen los orientadores educativos, y la Universidad Autónoma de Sinaloa es la única que ha promovido otra figura más para poder dar ese seguimiento y acompañamiento que necesitan esos jóvenes en situación de vulnerabilidad, que son los tutores de apoyo especializados”, explicó.

Esta figura, añadió la universitaria, viene a favorecer que los mil 164 jóvenes con necesidades educativas especiales que actualmente cursan el nivel medio superior, superior y posgrado en sus cuatro unidades regionales, logren ponerse a la par de sus compañeros de aula durante su proceso educativo.

“No creo que haya otra universidad en el país que tenga tantos jóvenes con Síndrome de Down, con Autismo, con Asperger, es un número muy grande y, el que puedan estar integrados en el nivel medio superior como en el superior, es otro reto también porque casi siempre las universidades construyen una aula aparte para poder integrar a esos jóvenes, sin embargo eso no es inclusión, es integración; y aquí nuestro rector está luchando porque realmente estén incluidos en las aulas y no estén segregados en un espacio especial”, consideró.

En cifras concretas, la UAS cuenta con una matrícula de 763 jóvenes diagnosticados con discapacidad visual, auditiva, motriz, intelectual, múltiple, psicosocial, de comunicación y lenguaje, y de aprendizaje en bachillerato, y 401 en nivel licenciatura.

Además de ellos, el equipo de ADIUAS brinda apoyo a estudiantes con problemas severos de la salud u originarios de poblaciones indígenas.

“En realidad trabajamos con toda la población vulnerable. Entonces esto ha sido todo un reto porque no nada más es integrarlos a la escuela, es darles todos los apoyos compensatorios que requieren para poder hacer que ese joven esté activo en el aula, que es lo más difícil, pero gracias a los apoyos del doctor Guerra Liera, a las políticas de inclusión que se han dado desde 2013 y a las del 2017-2021, es que se ha alcanzado, prácticamente consolidar todas las acciones que se necesitan dar para que esta población pueda estar incluida realmente en los espacios universitarios”, expuso.

Entre los servicios que, desde los centros de Atención a la Diversidad ubicados en las zonas norte, centro y sur del Estado, Kitaoka Lizárraga destaca las asesorías académicas y de tecnología adaptada, el préstamo de material didáctico adaptado, los cursos de español y de lenguaje de señas mexicana, como los más solicitados.

“Y mientras más vengan a los Centros de Apoyo, mientras más personas acudan, mejor; porque ese joven adquiere muchísimas habilidades que necesita para estar en el aula, para ser competente ahí y que no lo minimicen, que no esté segregado, que no esté aislado porque no puede, y que se motive también, porque lo que ve aquí en el centro de apoyo, cuando lo ve en la escuela él participa, empieza a participar y a sentirse que es igual a los demás”, expresó.

Por último, la responsable universitaria puso de manifiesto el interés de seguir impulsando acciones que permitan a estos jóvenes “alcanzar niveles educativos más altos, ser funcionales para la sociedad y obtener un trabajo digno una vez que egresen de la Universidad Autónoma de Sinaloa”.


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image Responsive image


Responsive image Responsive image Responsive image
Universidad Autónoma de Sinaloa. Sursum Versus.