Image

DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image

Noviembre 04, 2019

Exhorta investigador a buscar alternativas para una alimentación más sostenible

Ante la presencia del cambio climático uno de los temas que abordan los especialistas en la actualidad es la llamada huella ecológica, que es nada menos que el deterioro del medio ambiente ante el consumo de recursos naturales por parte de cada persona, lo cual abarca varios tópicos que van desde la alimentación, el uso de energía, la arborización, el transporte y la transformación de los productos, comunicó José Roberto Fong Mendoza.

El profesor investigador de la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), explicó que ante esta situación es necesario buscar nuevas alternativas en el tema alimentario, una de las propuestas es ser más vegetarianos o tener un punto medio para aquellos que gustan del consumo de la carne, puesto que si se es más omnívoro, el impacto en la naturaleza es mayor.

“Nada más como ejemplo, un kilo de carne te gasta 2 mil 500 litros de agua, en cambio un kilo de tomate apenas unos trescientos, cuatrocientos litros de agua, es lo que se gasta para producir ese kilo de tomate; una vaca consume granos, cebada, alfalfa, 150 litros de agua diarios y en su vida diaria son miles de litros, por lo que producir leche y carne es muy caro hablando ecológicamente; comer carne lo mínimo necesario, tratar de evitar consumir en exceso ese tipo de alimentos, que son caros ecológicamente”, ejemplificó.

En ese sentido, dijo que la tendencia a nivel mundial es ir hacia lo vegetariano, dado el alto impacto ecológico que se tiene en la transformación de ciertos recursos naturales, además de la leche y la carne, el chocolate y la tortilla, por mencionar algunos, por lo que hoy se recomienda consumir vegetales.

En esa línea de una alimentación más sostenible, el investigador mencionó a los insectos como una fuente de proteína los cuales se pueden reproducir fácilmente y que en algunos lugares del centro y sur del país son consumibles como el gusano de maguey, sin embargo en Sinaloa no se tiene esa costumbre.

“Sinaloa aún tiene recursos para ser vegetarianos”, añadió Fong Mendoza por lo que avizoró que esta tendencia de una alimentación a base de insectos aún la ve lejana, puesto que el estado tiene poco más de setenta cultivos que se pueden desarrollar desde ejotes, chiles, tomates, berenjenas, calabazas, entre otras especies.


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image Responsive image


Responsive image Responsive image Responsive image
Universidad Autónoma de Sinaloa. Sursum Versus.