Image

DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image Responsive image

Agosto 20, 2018

Emite neonatóloga recomendaciones para el primer baño del bebé

Aun cuando no existe unanimidad entre los expertos acerca de cuándo bañar al bebé recién nacido por primera vez, lo que en cualquier caso se recomienda, es evitar que la herida del cordón umbilical se humedezca en exceso, por lo que después del baño deberá secarse muy bien, para después hacer la curación cuidadosamente, señaló la doctora Claudia Jazmín Gámez Escárrega.

La neonatóloga del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) destacó que, desde el punto de vista de la higiene, basta bañar a los bebés dos o tres veces por semana y el resto de los días se les puede asear con una esponja y agua templada, limpiando pliegues de las piernas, brazos y cuello.

La especialista en recién nacidos expuso que el baño del bebé puede realizarse ya sea por medio de esponja o por inmersión, pero siempre cuidando la temperatura del pequeño, la cual no debe pasar o ser menos de los 37° centígrados, pero además otro punto que se debe tomar en cuenta es que el jabón que se utilice sea neutro, en la idea de evitar reacciones en la piel delicada.

“Es importante destacar que los primeros baños del bebé deben ser rápidos, de entre 5 y 10 minutos para evitar el enfriamiento después del baño, se debe utilizar solo jabón neutro y es importante que si el recién nacido aún conserva la capa de grasa que cubre su piel, no se le quita tallándole, ya que sola se caerá con el paso de los días”, manifestó.

Gámez Escárrega aclaró que no se establece un horario en el cual sea el más adecuado para el baño, por lo que este lo decide el familiar, pero si debe tomar en cuenta que este se realice en un espacio cerrado, por lo que es importante tomar en cuenta la temperatura axilar del bebé la cual en ese momento debe ser de más de 36.8°C porque se corre el riesgo de que se enfríe.

Al momento de secar al bebé una vez que se termina el baño, comentó la neonatóloga, debe ser con una toalla suavemente, sin friccionar, para después hacer la curación del cordón umbilical, el cual solo también será secado y se le podrá añadir alcohol, recalcando que no es necesario que se fajen, ni usar talcos, aceites y/o colonias.


COMPARTE ESTA NOTICIA Responsive image Responsive image Responsive image


Responsive image Responsive image Responsive image
Universidad Autónoma de Sinaloa. Sursum Versus.